El clásico, un poco devaluado

Se juega mucho más que los puntos en la cancha, la permanencia y el miedo al fracaso deportivo, alicientes para poner en juego un clásico devaluado mire por donde se lo mire.

En Juventud no todo es color de rosa, seguramente más por jugar en la cabeza los números del descenso, esas frías cifras que aquejan dentro y fuera de la cancha. La expulsión de Zarate en Jujuy ante Zapla, la baja de Molina por llegar a las cinco tarjetas amarillas, la defensa que invita a un popurrí de ideas si el rival lo propone, pero no, todo es tan efímero que hoy solo necesita zafar, sea cual sea el resultado. En el posible descenso, el único responsable será el Presidente de la institución, así lo viene manifestando el mismo Klix desde la llegada de Adrover a la institución, “si le toca descender a Juventud, el que desciende es Gustavo Klix”, tajantes palabras pero reales, se herede o no la pesada herencia, de los pactos de caballeros, que solo la dirigencia sabrá.

Sobre el once inicial, las dudas son las que más alteran a los hinchas del “santo”, el futuro incierto y el esquivo presente deportivo lo hacen ver contra las cuerdas, los bajos rendimientos, la falta de sorpresa, lo inesperado y el poco margen de error, hacen que Adrover, entrenador del “antoniano”, meta mano ante las urgencias del clásico venidero.

Por el lado de Gimnasia, a pesar de respirar con ayuda mecánica, no es la excepción, no es que está en la palestra, pero sí, menos complicado que Juventud, al menos en los números. La victoria ante Crucero del Norte en la fecha pasada, le dio una cuota de respiro, no mucha, pero al menos algo de crédito para Ramasco.

Es cierto que con 14 o más puntos de esta reválida, el “albo” estaría quedándose en el torneo Federal A, lo mismo Juventud, pero este depende de otros resultados por el pobre presente. Lo concreto es salvar la categoría de ambos clubes, independientemente de lo que piense el hincha, es si mañana darán el mejor espectáculo de sus vidas en esta reválida, o solo será un pobre capítulo más de una novela que llega a su fin, poco a poco, se va sumiendo en las nieves del éxito, ese exito que hasta ahora no llegó para los clubes salteños.

Precio y venta de las entradas

Para “santos”

Los hinchas de Juventud podrán comprar sus entradas en horario corrido, de 10 a 18, en la secretaría del club (solo para socios), en las boleterías de Lerma y La Rioja.
Para el público en general, mañana podrán hacerlo solo de 10 a 14 en el club, desde las 16 en adelante en el estadio Martearena.

Para “albos”

La atención para los hinchas de Gimnasia será sábado y domingo en idéntico horario, en boleterías de calles Leguizamón y Vicente López.

Populares (cabecera sur para Juventud y norte para Gimnasia) $250; damas $200

Preferencial (solo para el santo) $300, damas $250

Plateas (platea norte para el albo, central y sur para el antoniano) $ 350, damas $300

Jubilados y los menores pagarán 100 pesos en cualquier ubicación.

Para los socios de Juventud se lanzó una promoción: comprando dos entradas, la segunda tendrá un 50% de descuento.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *