Gimnasia perdió en Palpalá

Altos Hornos Zapla derrotó a Gimnasia y Tiro por la mínima y sigue peleando por escapar al descenso del Torneo Federal A.

Es cierto que el local no juega bien, pero anoche sumó tres puntos con gol de Alejandro Fernández a los 7 minutos del primer tiempo.
El triunfo en el estadio Emilio Fabrizzi dejó sabor a revancha pero la realidad refleja otra cosa, ganar sirvió como para seguir con vida en este Torneo pero deje jugar todos los partidos como finales. De movida Roggio y frente al arco definió desde afuera. El arquero “merengue” respondió con una pelota parada (lo mejor de la noche). Alejandro Fernández de cabeza se animó ante el tiro libre de Guzmán. Minutos después el “albo” lo llevó a Zapla contra su arco, mejorando poco a poco , pero la férrea defensa local, sacó su sello y se planto en la última línea. Lo notorio del defensor Cazula el cabezazo al arco pero la bocha se estrello en el travesaño.

 

En el complemento Zapla le dio la pelota al rival y Gimnasia y Tiro tuvo su mejor momento, de a poco, y con apariciones esporádicas, generó con Pablo Motta y sufrió mucho, aún así le faltó la estocada final, como casi siempre sucede. La falta de Älvaro Cazula desde atrás sobre el rival “merengue” en la que el juez del partido le mostró la roja. Los minutos corrían, a los 40´ Novalon no supo definirlo de frente al arco de Mauro Leguiza. Gimnasia tuvo oportunidades de tiro libre Enzo Roggio cabeceó, pero Sebastián Sánchez (lo mejor del segundo tiempo en el local) sacó del ángulo lo que pudo ser el empate “‘albo”‘.Finalmente la última del conjunto local estuvo en los pies de Fernández pero solo atinó a definir a las manos de Leguiza.

 

Zapla sumó tres puntos  y sigue soñando. Es verdad que en las últimas fechas de la Reválida tendrá que continuar ganando, pero hoy es momento de festejar y mirar el futuro con otros ojos. Gimnasia y Tiro por su parte tendrá fecha libre, para después medirse ante San Martín, es que hasta el momento el “albo” tambien mira un poco más holgado el descenso, pero con la certeza que si no mejora, también lo puede acechar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *