Reyes de la alegría y casi clasificación

El rey del futbol mundial, Pelé, solía decir “cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad por ganar”, frase que hizo mentalizar el momento que le toca disfrutar a Central Norte, que goza de buena salud y que hoy metió media clasificación en el bolsillo tras ganar en Perico a Talleres por 3 a 1, con una tarde fenomenal para Fabricio Reyes, quién se despachó con tres anotaciones y dejó a un “cuervo” a noventa minutos de la final de la Región Norte. REALIDAD DEPORTIVA

Ambiente caliente, hinchas pensativos, preocupados por un lado, esperanzas por otra parte, así se vivió la tarde en el estadio Plinio Zabala, donde el inicio del juego dejó sensaciones ambiguas en ambos planteles.

Por la parte de Talleres, muy impreciso en el juego, poca tenencia de balón, mientras que el Central tenía más la pelota, circuló el juego por las bandas, pero le faltaba el puntapié final, aunque también hay que destacar un desacople defensivo por los pelotazos y la mal parada línea defensiva, donde durante toda la tarde tuvo que corregir algunos errores.

Friccionado en el mediocampo, sin ideas claras de hacer un partido limpio, terminó siendo una primera etapa con mucha lucha, pero sin trabajo en los arcos de Llanos y Peggini, respectivamente.

Sin embargo, la etapa complementaria fue muy distinta, porque el trámite no empezaba a ser sencillo y el primer presentimiento era que al primer error de cualquiera de los dos, se iba a llevar el partido y el que pegó la estocada fue el “cuerco” con Reyes, un centro de Beterette, pasó entre tres defensores que no pudieron despejar el balón y terminó marcando el gol a los 18 minutos, el festejo, como siempre mirando hacia el cielo, recordando a su hijita ya fallecida y agradeciendo por este momento.

Ante esa primer golpe, el equipo de Medran no bajó los brazos y fue en busca de asestar otro golpe de KO, y lo consiguió con un nuevo gol de la “perla” Reyes, tras una escapada de Quiroz, definió ante la salida del arquero y el rebote, el goleador del “cuervo”:llegó antes que el guardameta y entre el palo y los defensores tallarines, no pudieron evitar la segunda caída a los 26 minutosde la etapa complementaria.

Para ponerle un poco más intensidad al encuentro, Talleres se acordó que podía atacar por las bandas y en un intento de Maximiliano López, evitó a Buruchaga pero este le cometió penal que lo transformó en gol al minuto 30.

El partido tenía más peligrosidad fuera de la cancha que en el mismo juego, los hinchas locales perdieron la paciencia, algunos subidos al parapelotas como toda la tarde y para culminar, Reyes, en tiempo adicional termina marcando el tercer tanto y hat-trick para el delantero cuervo que suma 16 goles en su cuenta personal. Luego un tiro libre a favor de los locales, encontronazo entre Iglesias y Miguel, el jugador de Central sale al atropello y Talleres de Perico que responde, entre el tumulto que no pasó a mayores, se va expulsado el hombre “azabache” que se quedó con un hombre menos.

Pero el tiro libre sigue intacto y se vino el descontrol de la gente periqueña, con una invasión al campo de juego, luego un hincha que arrojó un proyectil al campo dejando jugadores de Central lastimados y luego otra bomba de estruendo en el vestuario visitante.

Deja una nota negra que brindomó la dirigencia y los policías de ciudad de Perico, que no brindaron seguridad y se lavaron las manos como Poncio Pilato.

Señores, el “cuervo” está de pie y entero, con Reyes que hace los goles, sencillo pero con una cuestión que todavía no puede superar, la línea defensiva y los desacoples a la hora de las pelotas cruzadas. La revancha será el próximo domingo en el estadio Martearena, con el objetivo cada más cerca.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *