Tenemos una policía irracional

Tenemos una policía irracional

Ya se ha escrito mucho sobre el accionar de la policía de Salta en relación a los espectáculos futbolísticos: violencia, agresividad, persecución y ahora también, irracionalidad.

Los hinchas de los clubes de Salta, en cada viaje a otra provincia, observan no solo otro trato de parte de los uniformados sino también una postura diferente sobre el folclore del fútbol; se pueden ingresar banderas, papeles, telones, todo lo que hace único al deporte en nuestro país. Sin embargo, en nuestra provincia las normas policiales atrasan y no tienen explicación.

Un hincha común, en Salta, no puede ingresar una bandera porque se la quitan, tampoco puede intentar llevar una bolsa de papeles porque se la rompen y la tiran al piso. Si un niño está en una fila con banderines de plástico también se los sacan.

¿Cuál es la explicación? Ninguna. Por lo menos ninguna racional. Hace horas firmaron un acuerdo con referentes de agrupaciones de hinchadas para dejar ingresar diez instrumentos, si solo diez instrumentos. ¿Por qué diez y no veinte? ¿Cuál es la diferencia? No se entiende.

Ya no solo el pedido unificado de los hinchas del fútbol de Salta es una policía que esté preparada y capacitada para los espectáculos deportivos, sino también sentido común y racionalidad a la hora de tomar decisiones.

Imaginen que para ir a ver un partido de fútbol deben pasar tres cacheos (perdiendo horas de tiempo), no te dejan ingresar una gaseosa y mucho menos un mate cebado, en el ingreso te quitan banderas y papeles, te sacan las zapatillas, te tratan mal, te miran mal, para luego de que finalice el partido tengas que estar media hora esperando para salir.

Esto no es un espectáculo deportivo, esto es una tortura con un principal protagonista que solo busca provocar y demostrar cada día su incapacidad y falta de tacto.

Ni la política ni los dirigentes de los clubes se involucran para que esta situación cambie, y por lo tanto, solo los hinchas pueden torcer la historia. Solo ellos y su organización.

 

Nota: Juan José Vargas

Fotografía: Leandro Herrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *